Pasión por las flores y la vida
  • Pasión por las flores y la vida


    Texto y fotos: Carlos Olmo

    P3090370

    La silleta es un armazón de madera que, cargado a la espalda, sirvió históricamente para transportar personas y mercancías por las empinadas montañas de Santa Elena. A sus portadores se les llama silleteros y con el tiempo se especializaron en cargar decenas de variedades de flores que cultivaban en sus fincas, para transportarlas a sus espaldas hasta los mercados de Medellín y los atrios de las iglesias, donde se vendían.

    En 1957 se decidió convertir esta tradición en un festival en el que los silleteros desfilaban con sus silletas, y 56 años después es el evento más importante que se celebra en Medellín, con un completo y variado programa de actividades durante 10 días. Es en la primera semana de agosto, que tiene su momento álgido, en el Desfile de Silleteros.

    P3093671

    Mi primer contacto con la cultura silletera fue en la Finca el Chagualo en la vereda Pantanillo, y de la mano de don Arístides, su propietario, comprobé que esta es una cultura llena de amor, pues pasé unas horas deliciosas viendo la pasión que un “joven” de 68 años profesa por las flores y por su familia. Sus prolijas explicaciones sobre las diferentes variedades de flores que cultivaba y su relación con el medio ambiente me hicieron ver las complejas conexiones que existen entre los seres humanos y las flores. Las flores pueden salvar una vida o quitarla, como le sucedió a Sócrates con la infusión de cicuta que terminó con su vida, y también son motivo de celebración o duelo. El famoso lema “dígaselo con flores” sirve para que comuniquemos sin palabras nuestros sentimientos a alguien.

    P3093613

    La Ciudad de la Eterna Primavera, es el marco perfecto para que las obras de arte que año tras año se crean en torno a la cultura silletera, propia de Santa Elena, deslumbren a todo el que llega a Medellín y yo desde ahora deshojo la margarita para saber si… volveré pronto, no volveré, sí volveré, no volveré…


    Déjanos tus comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *