Historia del Corregimiento de Santa Elena
  • Historia del corregimiento de Santa Elena


    La historia del corregimiento de Santa Elena comienza desde los asentamientos indígenas de los tahamíes y aburraes, y continua por el descubrimiento del  Camino de la Cuesta por los españoles, hasta llegar a la bonanza de la floricultura que dio origen a los silleteros.


    Por: Gustavo Adolfo Hernández. Rojas – Historiador – Magíster en historia

    De acuerdo con registros escritos, las primeras poblaciones de indios Tahamíes y Aburraes que habitaron el corregimiento datan de hace más de 500 años. La dinámica cultural de estos asentamientos estuvo relacionada con la apertura de caminos como el de la Cuesta o Cieza de León, así como a la siembra e intercambio de productos agrícolas. La minería de oro, la extracción de sal, la caza de animales y los rituales a la naturaleza jugaron un papel primordial.

    Ruinas, sector La Laguna

    Ruinas, sector La Laguna

    La vida indígena fue alterada con el arribo de las huestes españolas, pues estas empezaron a adoctrinar y educar dentro de los parámetros de la religión y las costumbres de los europeos peninsulares. Este proceso de colonización estuvo asociado al mito de El Dorado de los españoles quienes esperaban encontrar un valle rico que llamaron Arvi.   Entre finales de los siglos XVII y todo el siglo XVIII, las fracciones de Mazo, Piedras Blancas fueron lugares del asentamiento inicial de lo que hoy es Santa Elena, también fueron escenarios de la explotación de minas de sal. En el siglo XIX, habitaba toda una variedad de familias con diferentes oficios, como carboneros, lavanderas y tierreros, posteriormente, a mediados de este siglo, empieza la tradición agrícola, pero es a partir de 1940 donde se da el auge floricultor del corregimiento de Santa Elena que fue fundado en 1986.

    ruinas-de-sabanas

    Ruinas Escuela Sabanas, primera escuela de Santa Elena

    El año de 1921 se inauguró la central Hidroeléctrica de Piedras Blancas, esto permitió un mayor impulso al Tranvía Municipal de Medellín. De igual manera, en el año de 1958 se realizó la inauguración del acueducto de la ciudad porque el sistema de tranvía ya no funcionaba. El incremento de la población de Santa Elena coincidió con un aumento en la movilidad de la misma, pues con la carretera de Medellín a Rionegro en 1925-1926, este territorio se convirtió en otra de las alternativas para la salida y el arribo de personas de la ciudad.

    casa-antiqua-cerveceria

    Antigua cervecería de Santa Elena

    Esas herencias culturales que aún se mantenían en buena parte del siglo XX son de índole religioso, político, festivo, gastronómico, laboral, de convivencia, e inclusive educativo. Hacia 1940 nuevas construcciones como El Campín, un club privado donde se reunían las familias más ricas de Medellín a bailar con la música de orquestas tan famosas como la orquesta de Lucho Bermúdez y Baleor Ramírez; y la apertura de nuevos negocios, como El Café Santa Elena, El Estanquillo, El Cartucho y Mi Casita, aportaron más cambios al estilo de vida de los campesinos.

    Tienda-La-Floresta

    Tienda La Floresta de la familia Hincapié, ahora restaurante Monasterio. Foto cortesía Café Canela

    Ya a partir de la década de 1980 y 1990, se puede empezar a visualizar o a escribir otra historia del corregimiento, pues ya las influencias de algunos aspectos de la cuidad son más marcadas.

    Iglesia-Santa-Elena_primera-comunión

    Parroquia Santa Elena. Foto Cortesía Café Canela

    En la actualidad, el corregimiento mantiene prácticas propias de su pasado, pero también se hacen evidentes otras tendencias de la cuidad, el país y el mundo, como el turismo, nuevas propuestas culturales y las nuevas tecnologías, que son más aceptadas en la población más joven de Santa Elena y que ponen en riesgo las tradiciones culturales ancestrales del corregimiento.